MI VERDAD

La lluvia sigue cayendo

La lluvia sigue cayendo, y yo sigo con mi viaje.
Voy gastando las veredas, estas de los cafetales.
La lluvia sigue cayendo, sobre mi sombrero viejo.
Ya voy llegando a tu casa, hace tres días no te veo,
y tú me estás esperando desde aquí yo puedo verte,
como te estoy adorando, no pude tener más suerte.
Un café y una guitarra, un buen ron y un cigarrillo,
después la mitad de almohada, tu calor y mi cariño,
tu calor y mi cariño.
Afuera cantan los grillos y yo apago la candela.
Mañana será domingo, voy a llevarte a la feria.
La lluvia sigue cayendo en el techo de madera,
y yo le pido a la virgen que todo el tiempo me quieras.
Y tú me estás esperando, desde aquí yo puedo verte,
cómo te estoy adorando, no pude tener más suerte.
Un café y una guitarra, un buen ron y un cigarrillo,
después la mitad de almohada, tu calor y mi cariño,
tu calor y mi cariño, tu calor y mi cariño, tu calor y mi cariño.

Loco

Loco,
Me dicen loco, porque hablo con las aves,
Y a los amigos que me encuentro por la calle,
No les platico de otra cosa que de ti.
Loco,
Porque me ama la mejor de las estrellas,
Porque se niegan a aceptar que la más bella,
Haya bajado de tan alto para mí.
Loco,
Porque les digo que me quieres con el alma,
Y por las tardes cada vez que cae tu falda,
Voy despojándote de todo lo demás.
Loco,
Por esos ojos que me dicen que me aman,
Cuando amanecen encimita de mi almohada,
Tras esas noches de locura que me das, cuando te sueño.
Loco,
Porque les digo que me quieres con el alma,
Y por las tardes cada vez que cae tu falda,
Voy despojándote de todo lo demás.
Loco,
Por esos ojos que me dicen que me aman,
Cuando amanecen encimita de mi almohada,
Tras esas noches de locura que me das, cuando te sueño.

Si he sabido amor

Si he sabido amor que te vuelvo a ver, como en un desierto muriendo de sed.
Bajo el sol ardiente de la soledad quemándote toda en tu sed de amar.
Si he sabido amor que te vuelvo a ver, como una cañada llena de humedad, y repite el eco y el eco se va sin que nadie escuche tu risa, tu hablar.
Te juro que no te dejo jamás, porque como estás, hoy me encuentro igual. Sin poder hallar quien dé de beber a mi corazón, que muere de sed.
Te juro que no te dejo jamás porque estaba loco de tanto esperar y hoy que estás aquí vamos a saciar estas ansias locas, que tengo de amar.
Si he sabido amor que te vuelvo a ver con tanta tristeza, con tanto dolor, con tantas heridas que el tiempo te dio, con las alas rotas, roto el corazón.
Te juro que no….

Avísame

Avísame, cuando decidas convidarme de tu tiempo, cuando te llegue la nostalgia muy adentro y tengas ganas de mirarme todavía.
Avísame, que aquí me tienes esperando tu regreso, ya me hacen falta tus caricias y tus besos, y ese calor que da tu cuerpo, vida mía.
Avísame para que adorne los caminos donde pasas, Para que ponga muchas flores en la casa, para decirle a la luna que vas a venir.
Avísame, habrá en la mesa dos botellas de buen vino, Para brindar cuando tú estés aquí conmigo. Toda la noche completa nomás para mí.
Avísame que aquí me tienes esperando tu regreso. Ya me hacen falta tus cariños y tus besos y ese calor que da tu cuerpo vida mía.
Avísame para que adorne los caminos donde pasas. Para que ponga muchas flores en la casa, para decirle a la luna que vas a venir.
Avísame, habrá en la mesa dos botellas de buen vino, para brindar cuando tú estés aquí conmigo. Toda la noche completa nomás para mí.

Hoy que estás ausente

Hoy que estás ausente, hoy que no te miro todo es diferente, ya nada es lo mismo.
No hay nada más triste que una despedida. Desde que te fuiste me ha cambiado la vida, hoy está la noche mucho más negra porque tu presencia ya no la ilumina.
Hoy que estás tan lejos como las estrellas que ya no son bellas como antes mi vida.
Por la noche sueño que otra vez nos encontramos, tú me das un beso y yo te tomo de la mano y me quieres mucho como antes me querías, pero me despierto, todo ha sido un sueño pura fantasía, pero me despierto todo ha sido un sueño, tú ya no eres mía.
Hoy está la noche mucho más negra porque tu presencia ya no la ilumina.
Hoy que estás tan lejos como las estrellas que ya no son bellas como antes mi vida.
Por la noche sueño…

Mi verdad

Unos pasan por la senda del sueño y otros sueñan volver al pasado, yo en la vida voy de frente caminando paso a paso.
Unos culpan de todo al vecino y otros lloran por un desengaño yo maduro como el vino con el paso de los años.
Ellos ven en la riqueza su motivo y su razón, yo prefiero la certeza que me brinda el corazón.
Ellos van vendiendo el alma quien ofrezca un poco más, yo me quedo con la calma de quien busca su verdad.
Unos aran en campo de piedra y otros llenan de piedra su arado, yo voy tras la buena tierra ‘pa cuidar lo que he sembrado.
Unos van traicionando el destino y otros pierden lo que han encontrado, yo respeto lo querido y se querer lo que es amado.
Ellos ven en la riqueza…..

Mentirosos

Tú, que me colmaste de caricias
Tú, que me entregaste tus primicias
Tú, que fuiste niña hasta llegar aquí
Hablas de mí, yo que un beso tuyo lo bebía, yo que entre tu piel me adormecía, yo que te adoraba cada día.
Hoy me río de ti, sé que ya perdimos la cordura, sé que ya bajamos de estatura y que nos cambiamos por basura
Yo también lo sé…y sé que fuimos unos mentirosos, sé
que los momentos más hermosos no volverán ni para ti ni para mí.

Nadie simplemente nadie

Nadie, como a ese ser que yo ame alguna vez,
Hoy simplemente forma parte de mí ayer,
Mas hoy yo siento sus caricias en mi piel, así.
Nadie, con esos ojos que me miran desde lejos,
Con esa risa que entibiaba mi tristeza,
Con esa boca de ternura tan audaz, por qué.
Vuelve a mí,
Q solo y triste me quede sin ti,
Y vivo sin hallar a quien querer,
Escúchame mi amor.
Vuelve a mí,
Q solo y triste me quede sin ti,
Y vivo sin hallar a quien querer,
Escúchame mi amor.
Nadie, con esos ojos que me miran desde lejos,
Con esa risa que entibiaba mi tristeza,
Con esa boca de ternura tan audaz, por qué.
Vuelve a mí,
Q solo y triste me quede sin ti,
Y vivo sin hallar a quien querer,
Escúchame mi amor.
Vuelve a mí,
Q solo y triste me quede sin ti,
Y vivo sin hallar a quien querer,
Vuelve mi amor.

A una señora

Cuando quiera la vida
que volvamos a encontrarnos
dentro de pocos días
o después de muchos años.
Yo le doy mi palabra
que no voy a molestarla
si lleva compañía
ni siquiera a saludarla.
Cuando quiera el destino
enfrentarnos nuevamente
delante de los ojos
indiscretos de la gente.
La quiero tanto, tanto
que por eso le prometo
que nadie por mi boca
sabrá nuestro secreto.
Y si usted me mira pasar
y no me habla
duerma tranquila
yo no digo una palabra.
Que cosas puedo decir
si usted me ignora
antes que nada
es usted una señora.
Hubo muchas mujeres
que alegraron mi camino
entonces me burlaba
de lo que llaman destino.
Fueron muchos amores
y por nadie sufrí nada
hoy mírenme sufriendo
por amor a una casada.
Se queda en el secreto
que una noche usted me quiso
cuando falta a su casa
inventando un compromiso
y se fue de la mía
al llegar la madrugada
entonces fue que dijo
por favor no digas nada.
Y si usted me mira.

¿Por qué?

Yo no sabía llorar
pero estoy aprendiendo
solo sabía ganar
y me miras perdiendo
Jamás imagine
que existiera el tormento
me toco pagar
los bellos momentos
Yo siempre fui feliz
y más libre que el viento
sin penas ni dolor
me paseaba contento
Pero llegaste tú
cual salida de un cuento
y en vez de darme amor
me acabaste por dentro
Por qué te conocí
por qué caí contigo
habiendo tantos labios
tuve que besar los que son mi castigo
Por qué me enamoré
maldita sea mi suerte
hoy tengo libertad
pero de qué me sirve si no puedo verte
Yo siempre fui feliz
y más libre que el viento
sin penas ni dolor
me paseaba contento
Pero llegaste tú
cual salida de un cuento
y en vez de darme amor
me acabaste por dentro
Por qué te conocí
por qué caí contigo
habiendo tantos labios
tuve que besar los que son mi castigo
Por qué me enamoré
maldita sea mi suerte
hoy tengo libertad
pero de qué me sirve si no puedo verte
Por qué te conocí
por qué caí contigo
habiendo tantos labios
tuve que besar los que son mi castigo
Por qué me enamoré
maldita sea mi suerte
hoy tengo libertad
pero de qué me sirve si no puedo verte

Esta noche

Ya no pienso seguir soportando esta vida tan triste
de noches tan frías, me están matando
no es posible que siga soñando si tú me mentiste
ya no tiene caso estar esperando
esta noche me tiro al olvido, estoy convencido
que es tiempo perdido vivir llorando.
Por lo que una vez fue tan mío
y que hoy me ha dejado vacío, solo y suspirando
esta noche digo adiós a mis sufrimientos
buscaré que mi corazón se enamore y sus penas
las tire al viento.
No hay reproches ni siquiera resentimiento
No mereces ni mi rencor pues no tiene sentido perder el tiempo
Ya no pienso seguir soportando esta vida tan triste
de noches tan frías, me están matando
no es posible que siga soñando si tú me mentiste
ya no tiene caso estar esperando
esta noche me tiro al olvido, estoy convencido
que es tiempo perdido vivir llorando.
Por lo que una vez fue tan mío
y que hoy me ha dejado vacío, solo y suspirando
esta noche digo adiós a mis sufrimientos
buscaré que mi corazón se enamore y sus penas
las tire al viento.

Amante torero

Contigo yo era un joven novillero
que ingenuo se entregaba a tus caricias
más de mirar al sol tendido al ruedo
torero quise ser de mi desdicha
tome la alternativa en mi agonía
vestido de pasión en oro y plata
que haciendo de tu entrega una faena
lidiaba tus sensuales embestidas
Amante torero
corazón de torero yo tengo
que con arte yo templo tus besos
aunque arriesgue la vida por ellos
amante torero
eso soy yo tu amante torero
que se planta valiente en el ruedo
desafiando de cerca tu cuerpo
amante torero
amante torero
Ahora que la lidia se termina
en suaves trincherazos te doblego
y al encontrar en ti casta divina
merece que te indulte con mis besos

Así como soy, yo soy

Así como soy, yo soy
ni poco, ni mucho, ni echo mentiras
así como soy, yo soy
y vengo a buscar tu amor
mientras dios me lo permita.
Así como soy, yo soy
tu sabes que nunca soy altanero
ya sé que me quieres tú
tú sabes que te amo yo
lo demás es lo de menos.
Ando en palenques
y me hablo de ti con la misma muerte
no temo a quien diga
que no he de verte
tú sabes que nunca lo han de lograr.
Yo soy sincero
tú sabes cariño cuanto te quiero
yo soy muy derecho
y aquí en mi pecho
la reina eres tu nomás.
Así como soy, yo soy.